Como afilar tijeras y alicates de manicura

El afilado de tijeras y alicates de manicura

El afilado de tijeras y alicates de uñas o alicates para cortar la cutícula, nada tiene que ver con el afilado de un cuchillo. Lo primero que debemos hacer, para poder afilar una tijera en condiciones, es desmontar la tijera desde su eje, ya sea una tijera de uñas, una tijera de sastre, una tijera para cortar pelo o una tijera de cocina. Un mal afilado de una tijera provoca arruinar totalmente el utensilio sin posibilidad de recuperación en la mayoría de los casos.

El afilado de tijeras

A continuación, vamos a ver una tijera de uñas mal afilada, que además ha provocado por el uso de piedras vastas y técnica inadecuada, que se acelere el proceso de oxidación en la parte interior de las palas de la tijera:

Esta tijera presenta problemas de afilado que han producido su oxidación

 

Si nos fijamos en el interior de las palas, podemos observar que la tijera no ha sido desmontada para su afilado, con lo que el plano interior de la tijera es distinto desde donde se ha aplicado la piedra de afilar respecto adonde se sitúa el eje de la misma y la zona anterior al eje, pues conserva el recubrimiento original de níquel, no asentando bien la tijera he imposibilitando poder tener un buen corte. Para realizar un buen afilado, hay que desmontar la tijera, realizar un vaciado cóncavo desde la parte anterior del eje hasta la punta, y después se realiza el mismo proceso en la otra pala de la tijera. Una vez hayamos realizado el vaciado, se monta la tijera con su eje o un eje o tornillo nuevo si estuviera en mal estado, se rectifica el filo exterior y se igualan las puntas, en el caso de que haya quedado una más alta que otra. También se puede terminar los planos interiores con pulido espejo, que acentúa la agudeza del filo y, en el caso de tijeras de pelo con cobalto y de máxima calidad, se hace un asentado de los filos con piedras de cerámica al agua, que deja el filo con una calidad de corte insuperable. Un ejemplo de tijera de uñas bien afilada:

Este es un ejemplo de una tijera correctamente afilada

El afilado de alicates de manicura

Para el afilado de alicates de manicura o uñas, los procesos son totalmente distintos, ya que el afilado se debe realizar totalmente a mano sin usar piedras circulares, y sólo se debe usar limas de diamante de grano extrafino para igualar y adelgazar las palas interiores del alicate, antes de su pulido final exterior. Un primer ejemplo de alicate mal afilado, en el que podemos ver interiormente lo vasto de las piedras utilizadas:

Esta es una muestra de lo que puede pasar con unos alicates que se afilen mal

En este anterior ejemplo, se han usado piedras circulares para afilar el alicate tanto exterior como interiormente, arruinando totalmente el alicate, ya que un alicate de manicura, y realizando el trabajo bien hecho totalmente a mano, sólo permite cuatro o cinco afilados con garantía de éxito, ya que debido a una dureza menor del acero, al aplicarle limas de diamante, va mermando la cantidad de material disponible. A continuación, vamos a ver un buen ejemplo de un alicate afilado a mano, igualado de sus puntas y pulido exterior totalmente a mano:

Ejemplo de un buen afilado en un alicate de manicura

Podemos apreciar la ausencia de ralladuras tanto en la parte interior de las palas de corte del alicate como de la parte exterior, con lo que actuando como último paso con piedra de cerámica al agua de 8000 granos sólo en la parte interior del filo, conseguimos una calidad de corte insuperable.

Esperamos que esta entrada les haya sido realmente útil para cuando compren un buen alicate de uñas o de manicura y necesiten un afilado tanto por si se les ha caído al suelo y se ha despuntado o alguien hubiese hecho un mal uso cortando un alambre o una uña con alicate de manicura o simplemente el filo se hubiese gastado. Sepan que se puede reparar con garantías en nuestro Taller de Afilado Profesional.

Entradas recientes